Desde la Capellanía: Jesús se asoma a mi pozo

¿Cuál es la diferencia entre Confucio, Buda y Jesucristo?

Es la gran pregunta, pero más interesante aún si se lo preguntan a un filósofo chino, seguidor de Confucio, que se pasó al budismo y finalmente se hizo cristiano.

El filósofo reflexionó unos segundos, se incorporó un poco y dijo: «he visto mi vida como la de un hombre en el fondo de un pozo, del que no podía salir.

Se asomó Confucio y se cruzó de brazos; era un reproche por haberme caído en él. Era mi culpa.

Buda vino después. Era pura simpatía, puro optimismo: me daba consejos para trepar, pero siempre lo hacía desde fuera del pozo.

Por último, vino Jesucristo; se descalzó, bajó al fondo del pozo y se puso a mi lado para ayudarme, si yo quería».

Cristo resucita para sacarnos a todos del pozo. Ojalá que la celebración de la Resurrección nos lleve a estar más contentos y a querer más a Jesús y a la Virgen María. Cristo vive para siempre y quiere que nosotros vayamos a vivir con Él para siempre. Felices Pascuas.

D. Rafael Mosteyrín

 

Vídeo-mensaje para las familias de
D. Carlos Moreda (duración: 7 minutos)

Noticias relacionadas

Aprendiendo matemáticas desde Infantil

Aprendiendo matemáticas desde Infantil Para que los niños de la...

Oferta de plazas concertadas para el curso 2024 – 2025

Del 1 de marzo al 1 de abril estará...

Convivencia de 2º de ESO a Lisboa – Fátima

Una de las convivencias previstas para este curso en...

Desde Capellanía: Comienza la Cuaresma

Comienza la Cuaresma La Cuaresma, ese período litúrgico que antecede...

Cuatro Jornadas de Puertas Abiertas en Altair durante febrero y marzo

Cuatro Jornadas de Puertas Abiertas en Altair durante febrero...
Jornadas de Puertas Abiertas 2024