Entrevista a Isabel Molinos: “En ocasiones olvidamos abrir los ojos a lo importante en la familia”

"Aconsejaría escuchar mucho a los niños"

Esta especialista en orientación educativa y familiar impartió el viernes 21 de enero un Curso de Orientación Familiar en el CEI Altair

Isabel Molinos Lara es maestra especialista en Educación Infantil y Educación Especial, terapeuta en Atención Temprana y licenciada en psicopedagogía. Experta en trastornos de conducta, dificultades de aprendizaje y orientación familiar, también es monitora de cursos Teen Stars Educación Afectiva sexual de adolescentes.

Molinos Lara trabajó como profesora en la Universidad San Pablo CEU impartiendo clase a alumnos de magisterio y psicopedagogía. Desde hace 22 años trabaja como orientadora en Escuelas Francesas e imparte charlas y cursos de orientación y asesoramiento familiar.

El viernes 21 de enero impartió un curso de orientación familiar en el Infantil de Altair bajo el título “Hogares luminosos y alegres. La vida en el hogar familiar”.

A diferencia de los de finales del pasado siglo, ¿cómo es el prototipo de hogar en estos últimos años?

En estos últimos años percibo cómo en las casas se vive demasiado deprisa y en ocasiones olvidamos abrir los ojos a lo importante. Hay una búsqueda de la perfección en los hijos lejos de la realidad de lo que a ellos les produce la verdadera  felicidad. Tenemos que apostar por recuperar las risas en los hogares y desterrar tanta nueva tecnología y extraescolares que restan tiempo en familia, cuando justo es el ingrediente fundamental para poder educar a nuestros hijos y ayudarles a crecer por dentro.

¿Estamos educando bien a nuestros hijos? ¿Qué les falta a padres y madres para educar mejor?

A ser padres no se nos educa y cada uno aprende de lo vivido en su casa. Estoy convencida que todos ponemos de nuestra parte a la hora de ejercer el título de padre o madre, pero en mi experiencia profesional observo cómo a veces se trata de menos Manual para ser mejores padres y más cariño y tiempo con los hijos. El mejor regalo que podemos hacerle a nuestros hijos es el tiempo que pasamos con ellos, independientemente de la edad.

Isabel Molinos impartiendo el Curso de Orientación Familiar en Altair

Durante la etapa infantil, en los primeros años de vida de los niños, se asientan las bases educativas. ¿Qué les aconsejarías a las familias con hijos pequeños?

Aconsejaría escuchar mucho a los niños. Se suelen dar consejos generales, pero lo cierto es que no todos funcionan para cada uno de ellos. Cada niño es único y, por tanto, debemos pararnos y escuchar a nuestros hijos. Es posible que muchos tengan su propio ritmo y su propia forma de ver el mundo, por lo que los hábitos y las rutinas que les propongamos deben adecuarse a su personalidad. Nuestros hijos necesitan rutinas en sus vidas para sentirse seguros. No olvidemos que, con la consolidación de rutinas, damos lugar a la aparición de hábitos que una vez apuntalados reflotan aquellas virtudes que les ayudarán a dar siempre la mejor versión de sí mismos.

Por otro lado, considero que es bueno hacer una reunión familiar para fijar y pactar ‘las normas del juego’, los niños se sienten partícipes del proceso y, por tanto, están más predispuestos a aceptarlos. Otros aspectos en el día a día del hogar serán innegociables y nos corresponderá a nosotros como padres y madres marcarlos.

Podríamos dar más ideas, pero para no alargar debo decir que es bueno disfrutar de la educación de nuestros hijos. Ante todo, educar a nuestros hijos desde la afectividad y desde el disfrute. No hay mejor guía para establecer los hábitos que a través del amor.

La tecnología llega a todos los rincones y los hogares están hiperconectados. ¿Esto es bueno o es malo? ¿Qué consejos darías a las familias?

La tecnología se ha convertido en un miembro más del hogar y hay que saber aceptarla y adaptarla a nuestra vida familiar.

Resulta fundamental establecer unas normas de uso en el hogar, estipuladas en función de la edad y caracteres de los miembros, resulta fundamental. Es muy bueno que como padres nos comprometamos con este plan con la misma firmeza que esperamos de nuestros hijos, ya que así es como verdaderamente se logra una cultura digital familiar.

Los padres debemos controlar las horas de uso de los dispositivos móviles, supervisar las actividades digitales, hablar sobre los riesgos que representa entregar datos personales a través de apps; son algunas buenas prácticas que se pueden seguir en el hogar para garantizar la seguridad de los niños en tiempos de hiperconectividad.

Desde tu experiencia y con respecto a los móviles y a las tabletas, ¿a qué edad ves conveniente que se den a los niños estos soportes?

Hoy en día, más del 90% de los bebés menores de 2 años han estado en contacto con pantallas, y en la mayoría de casos muchos padres las usan para calmar y distraer a sus hijos mientras intentan  tener un poco de silencio en casa, son una especie de chupetes de cristal.

Como especialista me atrevería a recomendar, sin pretender “colarme” en la casa de nadie,  los tiempos que debemos dejar a un niño jugar con la tableta o el móvil según su edad y las consecuencias que puede tener para nuestros hijos de no hacerlo así.

Menores de 2 años

Según la Academia Americana de Pediatría, los menores de 2 años nunca deberían estar expuestos a las pantallas: ni móviles, ni tabletas, ni televisiones, ni siquiera para comer.

Entre los 2 y los 5 años

Máximo 30 minutos al día, y siempre bajo la supervisión de un adulto. Es más, deberían estar acompañados cada vez que estén con la tableta para explicar al niño su contenido. Mejor contenido de calidad que juegos, es decir, contenido educativo, que le enseñe algo sobre ciencias, matemáticas, naturaleza… y si se trata de un juego, que también sea con el objetivo de aprender.

Entre 5 y 12 años

Máximo 1 hora al día, en periodo vacacional, de lunes a viernes descartado. A mayor  tiempo con nuevas tecnologías estamos favoreciendo sedentarismo y la obesidad. El control parental debe ser exhaustivo, y nunca debemos dejarles estar solos con las pantallas en su dormitorio, y mucho menos tener ordenadores, tabletas o televisores en él.

Desde los 12 años

Esta es la etapa más conflictiva, ya que las redes sociales empiezan a aparecer en sus vidas, y aunque no está permitido acceder a ellas antes de los 14 años, lo cierto es que muchos niños ya tienen perfiles muy activos en las redes.

Aquí el ciberacoso por parte de los compañeros, los contenidos violentos, sexuales o contrarios a las normas de convivencia son los principales enemigos de nuestros hijos.

En esta edad, más de dos horas al día frente a la tableta disminuye el rendimiento escolar, a las relaciones sociales y familiares y crea conductas adictivas, por lo que se recomienda no disponer de móvil antes de los 14 años y siempre con uso limitado.

Muchas familias están preocupadas por las series y películas que ven sus hijos pequeños y adolescentes, ¿cómo pueden discernir unos padres sobre qué películas y series son buenas para sus hijos? ¿Existen páginas webs que den pistas sobre buen cine familiar?

El cine siempre es una buena opción para entretener a los pequeños de la casa. Hay muchas películas para niños que además podemos disfrutar los adultos.  Lo habitual es pensar en cine de animación, puesto que también en los últimos años ha tenido mucho auge y su calidad ha mejorado con la incorporación de efectos especiales. Hay títulos muy nuevos pero también hay clásicos para todos, que son películas que se vuelven a ver años después y nos trasladan a esos momentos de felicidad infantiles.

Lo importante es elegir películas o series en las que podemos proyectar valores, situaciones, enseñar, educar y divertir. Así que lo único que queda es escoger una película, preparar un buen paquete de palomitas y disfrutar del cine en casa.

Hay muchas webs que pueden dar buenas pistas de cine familiar. Se me ocurren FilaSiete, Cinemanet, Aceprensa…

¿Cuáles serían las 3 claves para conseguir que el hogar sea luminoso y alegre?

Para que un hogar sea luminoso y alegre debe:

  1. Poner límites claros y fijos a los hijos.
  2. Cultivar la paciencia y decir adiós a los gritos y a la agresividad.
  3. Que haya muestras de cariño y afecto a raudales.

Noticias relacionadas

Númenor cumple 35 años

Númenor, una revista clave en el panorama poético español La...

Tutoría personal en Altair, clave para la educación personalizada

La atención personalizada está en el carácter propio de...

Jornadas de Puertas Abiertas 2023

Para todas las familias que lo deseen, Altair organiza este...

Jubilaciones Altair 2022

Con el inicio de las vacaciones de Navidad, la...

Villancicos en Infantil

Hoy, miércoles 21 de diciembre, se ha celebrado en...
Jornadas de Puertas Abiertas 2023