Entrevista a Javier Barrera Bernal, antiguo alumno de Altair

El sábado 22 de mayo fue ordenado sacerdote el antiguo alumno de Altair, Javier Barrera Bernal por Mons. Georg Gänswein, prefecto de la Casa Pontificia y secretario particular de Benedicto XVI. La ceremonia se celebró en la basílica de Sant’Eugenio de Roma y junto a él se ordenaron otros 26  fieles del Opus Dei.

Javier Barrera Bernal (1985) es el tercero de cinco 5 hermanos -todos varones- y estudió en Altair desde 1º de primaria hasta terminar el Bachillerato en 2003. Su padre ha sido profesor de Altair desde hace muchos años.

Javier Barrera Bernal hizo la Licenciatura de Derecho en la Universidad de Sevilla. En 2016 decide marchar a Roma para valorar la posibilidad de una llamada de Dios al sacerdocio. Ha estado cinco años viviendo en el Colegio Romano de la Santa Cruz en Roma que, a su vez, es el seminario de la Prelatura del Opus Dei. En este tiempo, he terminado sus estudios teológicos en la Universidad de la Santa Cruz en Roma y luego hizo una licenciatura en Filosofía de dos años en la misma Universidad. Actualmente está haciendo el Doctorado en Filosofía las virtudes sociales en Santo Tomás de Aquino.

Cuando era estudiante de Altair, ¿qué quería ser de mayor?

Pienso que, como la gran mayoría, no tenía una vocación profesional clara. Fui eligiendo mi futuro por descarte (prefería las letras a las ciencias). Hubo un momento que me planteé hacer Filosofía, pero finalmente me decidí por el Derecho pues consideraba que era una carrera suficientemente amplia para luego seguir escogiendo mi camino. Con el paso del tiempo quién me iba a decir que podría estudiar la Filosofía en profundidad.

¿Qué le ha movido ser sacerdote y qué significa para usted?

Es una pregunta difícil porque son muchos factores los que entran en juego: la necesidad que tiene la Iglesia de sacerdotes, la ilusión por ayudar a la gente, etc… Pero fundamentalmente veía que era un paso que me pedía Dios después de tantos años de amistad y trato con Él. Y eso es lo que más me atrae de esta nueva concreción de mi vocación en la Iglesia y en el Opus Dei.

La formación humana que recibí en el colegio es algo de lo que más aprecio y, aunque pueda parecer secundario, al final es de ahí de donde se construye una vocación sobrenatural.

¿En qué medida el colegio ha influido en tu vocación sacerdotal? ¿Cómo eran los sacerdotes que ha conocido durante su paso por Altair?

La formación humana que recibí en el colegio es algo de lo que más aprecio y, aunque pueda parecer secundario, al final es de ahí de donde se construye una vocación sobrenatural. Y, por supuesto, los ejemplos de entrega de todos los sacerdotes que he conocido. Todos eran distintos: algunos más bromistas, otros más tranquilos, pero siempre tengo el recuerdo de que estaban para lo que hiciera falta. Especial mención a D. Andrés Quijano y a don Antonio y don Jesús Rodríguez Lizano.

¿Qué perfil  debe tener un sacerdote y qué cualidades debe tener?

Esta es una pregunta constante que ha salido en estos meses de preparación desde el diaconado. Han venido a darnos formación gente muy distinta y todos te van diciendo que esperan de ti. En fin, son muchas cosas y a uno le puede asustar tantas esperanzas que tienen puestas en uno. Pero me tranquilizo pensando que, en el fondo, lo más importante es la propia vida interior del sacerdote, su propia intimidad con Jesús, y de ahí, poco a poco, saldrán todas las demás cualidades. Así que este es mi propósito número uno: cuidar mi propia vida interior precisamente para poder ayudar a los demás.

En este siglo XXI en que estamos, ¿qué cree que esperan los cristianos y la sociedad en general de los sacerdotes?

Creo que es imposible dar una respuesta concreta a esta pregunta en el mundo que vivimos. Son momentos intensos y complejos, bonitos y difíciles para todos. Y por eso, pienso que es un tiempo en el que Dios fomenta un mayor deseo de santidad entre los cristianos y también en la sociedad en general. Por eso, el sacerdote debe saber primero cuidar su intimidad con Dios y, luego, ayudar a descubrirla e impulsarla en los demás: hay un fuerte deseo de intimidad con Dios en este mundo.

¿Cómo ha sido la impresión de sus familiares y amigos al comunicarles que se iba a ordenar?

En general, de una gran alegría incluso entre aquellos que no practican o no creen en Dios. Me ha sorprendido mucho la respuesta de tantos con los que perdí contacto y que ahora quieren compartir conmigo la felicidad de este don de una manera tan espontánea. Para mí es una clara manifestación de la acción del Espíritu Santo.

¿Qué recuerdos tiene de Altair? ¿A qué profesores recuerda con más cariño?

En primer lugar, mis recuerdos de Altair están muy ligados a mi padre que fue profesor durante muchos años en la formación profesional. Me ha servido de ejemplo ver cómo luchaba día a día por sacar Altair adelante y el cariño y la cercanía que le mostraban siempre sus alumnos. Y luego son otros tantos que me vienen a la cabeza y que me han ayudado mucho, pero prefiero no mencionar a nadie para no dejarme alguno atrás por olvido. Y por supuesto a compañeros de clase: Ramiro, Víctor, Paco, Rodolfo, Fernando, Luis, Juanfran, … Rezo por ellos todos los días.

¿Podría contar alguna anécdota de su paso por el colegio?

Recuerdo las jornadas cofrades que se hacían todos los años. Algunos compañeros míos me animaban a participar pensando que, como iba a Misa todos los días, sabía mucho de Semana Santa. Pero la verdad es que, aunque me gusta mucho, ¡nunca he retenido los mil detalles que se preguntaban! En fin, sólo pude ayudar en la última ronda que iba sobre el evangelio: en eso sí que iba fuerte.

Noticias relacionadas

Númenor cumple 35 años

Númenor, una revista clave en el panorama poético español La...

Tutoría personal en Altair, clave para la educación personalizada

La atención personalizada está en el carácter propio de...

Jornadas de Puertas Abiertas 2023

Para todas las familias que lo deseen, Altair organiza este...

Jubilaciones Altair 2022

Con el inicio de las vacaciones de Navidad, la...

Villancicos en Infantil

Hoy, miércoles 21 de diciembre, se ha celebrado en...
Jornadas de Puertas Abiertas 2023