Entrevista a Miguel Mora, director de la Escuela Deportiva Altair

Es antiguo alumno de Altair, de las primeras promociones, ¿qué le ha aportado el colegio como persona y como profesional?

Efectivamente, fui alumno de la segunda promoción, y como persona me ha aportado muchos valores que intento trasladar a mi vida privada y profesional.

Nos acercamos al 50 aniversario de la Escuela Deportiva Altair (EDA), ¿qué significa eso para el colegio en particular y la ciudad de Sevilla en general?

Eso significa que han pasado muchos años y esta trayectoria nos avala. La marca «Altair» ha quedado para siempre en la historia educativa y deportiva de Sevilla.

La Escuela Deportiva Altair es pionera en España, tanto que muchos de sus integrantes a lo largo de estos años han pasado por cargos de responsabilidad en la RFAF. ¿Cómo son las relaciones de la EDA con la federación?

Las relaciones con la RFAF siempre han sido muy positivas y lo siguen siendo, es cierto que con Eduardo Herrera había algo muy especial ya que la historia de ambas instituciones fueron muy unidas y duraron mucho tiempo. También es cierto que gracias a las personas que continúan en la RFAF, como Pablo Lozano, trabajamos ahora con el mismo afecto que anteriormente.

¿Desde cuándo dirige la Escuela?

Esta temporada hará 20 años desde que Manolo Bautista, antiguo director de la EDA, me incorporó a la dirección de la misma.

Díganos cuáles son las líneas principales de actuación con los alumnos en la EDA. ¿Qué ofrece la Escuela?

Nuestra escuela deportiva ofrece a los alumnos que pasan por nuestros equipos, la posibilidad de divertirse a través de la competición, pero eso sí, sin descuidar para nada los principios  y valores que nuestro colegio transmite en el día a día.

¿Qué valores o virtudes se pueden adquirir con la práctica deportiva?

Adquirir valores a través del deporte está ahora de moda en muchas de las escuelas deportivas que existen, pero nosotros lo llevamos trabajando con orgullo durante todos estos años. Nuestro lema «Creando Deportistas con Valores», es un símil de unión entre practicar deporte y adquirir valores. Y cuando hablamos de valores son todos y cada uno de los que el ser humano debe adquirir para su proyecto de ser buena persona, buen ciudadano. Algunos ejemplos son la humildad, la constancia, la deportividad, el compañerismo, la templanza… y todos y cada uno de los que debemos poner en práctica con el entreno entre compañeros y la competición con contrarios.

¿Se puede competir con nobleza? ¿No parece que en ocasiones en el fútbol profesional el juego limpio, la nobleza, el respeto al contrario y el saber perder no están de moda?

No solo se puede, sino que se debe. Dar todo lo que se pueda en cada reto competitivo no está reñido con actuar noblemente en el terreno de juego. Y aunque es cierto que vemos en la competición profesional muchos detalles que no van con lo que intentamos conseguir de los alumnos, también es más cierto que cuando vemos algún detalle noble se nos ponen los pelos de puntas a todos y felicitamos a quien lo protagoniza.

Siguiendo con el fútbol profesional, ¿qué le parece el VAR?

Bueno, es cierto que todo lo que traiga la modernidad al fútbol y al deporte debe ser bienvenido; el fútbol con respecto a otros deportes estaba atrasado y a pesar de las nuevas incorporaciones tecnológicas lo sigue estando, ya que dejan mucho a la interpretación subjetiva del árbitro.

¿Qué le motivó a enrolarse en este proyecto de la EDA?

Bueno, yo siempre a lo largo de mi vida he estado vinculado de alguna forma al deporte, fui jugador y entrenador de béisbol, árbitro de fútbol y fútbol sala, llegando a la División de Plata, donde me retiré a los 44 años que era la edad marcada. A partir de ahí, empezó mi andadura burocrática y de asimilación de conocimientos como entrenador. Me fichó para la escuela de Altair, Manolo Bautista, y a la vez para la RFAF, Francisco Domínguez, incorporándome a la Comisión de Fútbol Sala como secretario. Estuve más de 15 temporadas en la RFAF. Paralelamente realicé todos los cursos de entrenador hasta llegar al máximo nivel, con la titulación de Técnico Deportivo Superior y UEFA Pro. Aparte dispongo de otras titulaciones deportivas en otras disciplinas como son atletismo, béisbol, fútbol sala o voleibol.

Para quien no la conozca, ¿cuántos equipos y alumnos componen la EDA?

Ahora mismo, empezando por los mayores, tenemos tres equipos de categoría Cadete, dos de Infantil, uno de Alevín, uno Benjamín, uno Prebenjamín y uno que llamamos Futuros Prebenjamín, para niños de 4 y 5 años.

Miguel Mora, director de la Escuela Deportiva Altair
Miguel Mora, director de la Escuela Deportiva Altair

¿Qué le diría a un padre o madre que duda entre apuntar a su hijo a deporte o no hacerlo porque puede entorpecer sus estudios? ¿Es compatible el deporte y el estudio?

Nosotros, por nuestra experiencia, no solo diremos que es compatible el deporte y el estudio, sino que es necesario y beneficioso para un alumno hacer deporte de cualquier tipo y disciplina y a cualquier nivel. Debemos observar que ahora muchos de los profesionales del deporte tienen carrera universitaria, que compatibilizan con sus entrenamientos y competiciones.

¿Qué ha aprendido en estos años del mundo de la educación y el deporte?

Pues he aprendido cosas y situaciones para escribir más de un libro. La educación y el deporte deben ir irremediablemente unidos y no pueden separarse, no existe en estos momentos una educación sin deporte y un deporte sin educación. Se forman buenas personas y buenos deportistas uniendo esos dos significados.

De los alumnos que han pasado por la Escuela Deportiva, ¿han llegado muchos al fútbol profesional?

Tenemos la suerte de que nuestra escuela fue la primera en federarse en la RFEF y por aquí han pasado grandes jugadores, algunos de renombre, como Francisco López Alfaro, Ruda, Loren, Campaña, Adrián San Miguel, o los últimos como Brian Gil o Carlos Fernández, ya que por uno de nuestros equipos de Cadete, y más concreto el que juega en División de Honor Andaluza, pasan muchos jugadores que vienen del Sevilla F.C. Y también árbitros, como nuestro mundialista Luis Medina Cantalejo, y entrenadores que han llegado a las máximas categorías profesionales y lo siguen haciendo.

Para terminar, dígame un sueño que tenga o le quede por cumplir con la Escuela Deportiva Altair.

Bueno, al llevar tanto tiempo en la EDA he tenido la suerte de vivir los años gloriosos de nuestra escuela en todos los sentidos, número de alumnos, calidad de nuestros equipos… Mi sueño sería que nuestra marca siga fortaleciéndose deportivamente hablando, que la Escuela Deportiva Altair sea el lugar donde todo el mundo, niños y no tan niños, deseen apuntarse, aprender, jugar y competir.

Noticias relacionadas

Númenor cumple 35 años

Númenor, una revista clave en el panorama poético español La...

Tutoría personal en Altair, clave para la educación personalizada

La atención personalizada está en el carácter propio de...

Jornadas de Puertas Abiertas 2023

Para todas las familias que lo deseen, Altair organiza este...

Jubilaciones Altair 2022

Con el inicio de las vacaciones de Navidad, la...

Villancicos en Infantil

Hoy, miércoles 21 de diciembre, se ha celebrado en...
Jornadas de Puertas Abiertas 2023