Entrevista Fermín Bernabé Vázquez, Hermano Mayor del Santo Entierro y antiguo alumno de Altair

"Con la Procesión del Santo Entierro Grande de este año se ha intentado crear un relato de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo atrayente, con pasos emblemáticos de la Semana Santa, introduciendo, como novedad, un palio, el de María Santísima de la Amargura"

Entrevista Fermín Bernabé Vázquez, Hermano Mayor del Santo Entierro y antiguo alumno de Altair

 

Este 2023 se conmemora la reconquista de Sevilla por San Fernando y por este motivo en la Semana Santa de este año se podrá presenciar una Procesión del Santo Entierro Grande. En la toda la historia de la ciudad, solamente en doce ocasiones los sevillanos han tenido oportunidad de presenciar esta magna procesión. Conversamos con Fermín Bernabé Vázquez, Hermano Mayor del Santo Entierro y antiguo alumno de Altair.

Enhorabuena por la procesión del Santo Entierro Grande del próximo Sábado Santo. ¿Cómo cree que será este magno cortejo? ¿Qué pueden esperar los sevillanos y los visitantes?

Ante todo comentar que la Procesión General del Santo Entierro Grande se inicia en 1850, fruto de un intento por revitalizar la Semana Santa, en el que intervinieron de forma conjunta el Ayuntamiento de Sevilla y los Duques de Montpensier.

Desde entonces hasta el presente ha habido doce Procesiones Grandes, siendo las últimas las de 1992 y 2004.

«Los sevillanos y los visitantes verán un gran cortejo en el que disfrutarán del paso de los Misterios por sitios novedosos e insospechados…»

En este año se ha intentado crear un relato de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo atrayente, con pasos emblemáticos de la Semana Santa, introduciendo, como novedad, un palio, el de María Santísima de la Amargura, que formará un pasaje,  “La calle de la Amargura”, con el Señor de Pasión, irrepetible.

Creo que los sevillanos y los visitantes verán un gran cortejo en el que disfrutarán del paso de los Misterios por sitios novedosos e insospechados. Espero que se sientan impactados por la belleza de las escenas, que también suponen una vía para acercarnos a Dios.

La Archidiócesis de Sevilla ha editado una guía sonora sobre el Santo Entierro Grande, ¿qué puede aportar esta guía a las personas que vean la procesión? ¿No le parece que es una iniciativa novedosa e interesante para ver una cofradía?

La guía sonora, patrocinada por la Cadena Cope, supone un avance importantísimo. Durante siete minutos, pregoneros, escritores, periodistas y personas destacadas del mundo de las Cofradías reflexionarán sobre cada paso en concreto, recreando ese momento especial de la Pasión. Mediante un código QR se podrá descargar en cualquier sitio y hora. Se pretende ayudar a las personas a reflexionar, meditar sobre lo que pasó, dar un fin eminentemente catequético a un acontecimiento único.

Con motivo de esta procesión extraordinaria, se ha previsto una acción social conjunta entre todas las hermandades participantes a beneficio del Hogar de Mujeres del Convento de Santa Isabel. ¿Nos puede explicar en qué consiste?

La acción social conjunta es algo de lo que nos sentimos muy orgullosos. La Hermandad del Santo Entierro ha encabezado un proyecto único, que jamás habría soñado realizar sin la colaboración de las quince Hermandades invitadas.

El fin era atender las necesidades de las Madres Filipenses del Convento de Santa Isabel, que desarrollan una labor única e impagable con mujeres maltratadas, en situación de exclusión social, expulsadas de sus hogares por estar embarazadas o víctimas de trata. Allí no se mira el color de la piel, ni la fe. Todas son bien recibidas y ayudadas.

Se ha construido una cocina moderna para atender sus necesidades, dotándola de mobiliario, fuera aparte de colchones, camas y elementos necesarios para el bienestar de las personas allí acogidas.

Estamos muy satisfechos de esta “joya” aneja a la Procesión General del Santo Entierro Grande. “Charitas Christi urget nos”. Es importante dar un contenido caritativo y una dimensión social a todo aquello que hacemos. La preocupación por los más necesitados debe primar en nuestras actuaciones.

Fermín Bernabé Vázquez, en la toma de posesión como Hermano Mayor del Santo Entierro

¿De dónde le viene su devoción a las cofradías y en concreto a la del Santo Entierro? ¿Es hermano de más cofradías?

De pequeño, mi madre sobre todo, me infundió el amor por Sevilla y su Semana Santa. Ella ha sido un espejo en el que mirarme. Eso ha motivado que sea hermano de más hermandades con el paso del tiempo: Montesión, Hiniesta, Sacramental del Sagrario, Sacramental de la Magdalena, Amparo, Rocío de Triana, Calvario y Esperanza de Triana.

A la Hermandad del Santo Entierro llego a través de unos amigos. Me sentí tan bien acogido que me hice hermano hace ya más de una treintena de años. De allí salieron mis amigos y relaciones a día de hoy, que son para mí más que una familia.

¿Qué estudios cursó en Altair y qué recuerdos tiene de su paso por el colegio? ¿Qué profesores le influyeron más?

En Altair entré en 1º de BUP y salí en COU. Para mí ha sido trascendental en mi educación y forma de ser. Me inculcaron valores que han hecho de mi vida lo que soy. Estoy eternamente agradecido por la formación recibida, tanto espiritual como humana.

Durante mis cuatro años de estancia, hubo profesores que me marcaron especialmente: Vicente Rodríguez García (profesor de Historia), Luis Augusto Pascual (Historial del Arte), Aurelio Gutiérrez (profesor de Latín), y tantos que me enseñaron el camino a seguir en este mundo.

Entre los antiguos alumnos de Altair, hay varios que pertenecen a juntas de gobierno de distintas hermandades. ¿Es Altair un colegio muy cofrade?

Me precio de ser muy amigo de José Enrique González Eulate, Hermano Mayor de Santa Genoveva, de Manuel Luis Pazos, anterior Hermano Mayor del Carmen, de José Luis Jiménez Blanco y Román Calvo Jambrina, de la Junta de Gobierno de la Anunciación, de José Antonio Tejada, Hermano Mayor de la Pastora de Padre Pío… y de un largo etcétera de antiguos alumnos muy implicados en el mundo de las Cofradías.

Esto es una prueba evidente que Altair ha sido y es un semillero de buenos cofrades.

A nivel profesional y humano, ¿qué se llevó de su paso por Altair?

Como he comentado antes, gran parte de mi formación cristiana y humana la recibí en Altair. Los valores aprendidos, me han servido en todos los aspectos de mi vida. Solo puedo dar las gracias por los años pasados allí.

Como antiguo alumno de Altair, ¿qué cree que aporta el colegio de forma distintiva a los estudiantes que pasan por sus aulas?

Se procura dar una formación integral. Yo creo que ese es el éxito. Uno no puede ser buen cristiano, buen padre, buen profesional, si no cuida determinados aspectos tanto de educación, como de formación. El amor al trabajo bien hecho, al orden, las cosas sencillas, con un fin claro, agradar a Dios, marcan el devenir de las personas y su éxito o fracaso en todas las facetas de la vida con el paso de los años.

Noticias relacionadas

Aprendiendo matemáticas desde Infantil

Aprendiendo matemáticas desde Infantil Para que los niños de la...

Oferta de plazas concertadas para el curso 2024 – 2025

Del 1 de marzo al 1 de abril estará...

Convivencia de 2º de ESO a Lisboa – Fátima

Una de las convivencias previstas para este curso en...

Desde Capellanía: Comienza la Cuaresma

Comienza la Cuaresma La Cuaresma, ese período litúrgico que antecede...

Cuatro Jornadas de Puertas Abiertas en Altair durante febrero y marzo

Cuatro Jornadas de Puertas Abiertas en Altair durante febrero...
Jornadas de Puertas Abiertas 2024