Mes de mayo

El célebre obispo americano Fulton J. Sheen termina de dar una charla, y se le acerca una chica.

«Vuestra religión católica es insoportable. Uno y otro día repetís las mismas oraciones hasta que terminan por carecer de sentido.

-¿Quién es éste? pregunta el Obispo, señalando a un joven cercano a la muchacha.

-Mi novio.

-¿Te ha dicho que te quiere?

-Sí, ¿y qué?

-¿Qué? Es insoportable oír todos los días lo mismo».

Meses más tarde los novios se casaban ante el Obispo, aquella chica recapacitó sobre la importancia de que para demostrar el amor mientras más veces se diga mejor.

Acabamos de comenzar el mes de Mayo, un mes que en la Iglesia está dedicado a la Virgen, y en el que los católicos procuramos tenerla muy presente y venerarla de modo especial. En este mes  procuraremos honrar a nuestra Madre y tener detalles de cariño con Ella, quizás más que en otras ocasiones. ¿Por qué los católicos veneramos a la Virgen? ¿Qué significa para nosotros la Virgen? El amor de sus hijos a la Virgen se ha manifestado a lo largo de los tiempos en un sin fin de advocaciones, y por eso la piedad cristiana ha llenado el mundo de oraciones a la Virgen y de representaciones artísticas y de ermitas e iglesias en todas las encrucijadas de los caminos. Si hay algo que caracteriza a los católicos es su amor a la Madre de Dios y Madre nuestra. El hogar de los hijos de Dios, que es la Iglesia, necesita una Madre, que es la Virgen. Ella, como buena madre, se prodiga en servicio nuestro: es Salud de los enfermos, Refugio de los pecadores (¡tantas veces hemos tenido que recurrir a Ella!), Consoladora de los afligidos, Auxilio de los cristianos…

Hay muchas y muy variadas formas de devoción a la Virgen, te propongo considerar dos: la Romería y el Santo Rosario, aunque ésta última esté incluida en la primera. La Romería es una visita que hacemos a la Virgen en alguno de sus santuarios o ermitas dedicados a alguna advocación suya. Es una costumbre muy bonita, de  ir a visitar a nuestra Madre, con un poco de sacrificio -porque es mejor ir andando desde un buen rato antes- y rezando una parte del Rosario al ir, otra delante de la Virgen, y la tercera, a la vuelta. Haz ya el propósito de hacer en este mes de Mayo, por lo menos, una Romería, para poner a sus pies tus necesidades y preocupaciones: Ella nunca falla. Ojalá se pueda empezar ya con tranquilidad a partir de la semana que viene.

Y luego tenemos la devoción –recomendada por todos los Papas- del Santo Rosario: esa oración en la que contemplamos los misterios –las escenas- de la vida de Jesús y de María que se intercalan cada diez Avemarías. Los misterios del Rosario son un resumen perfecto de la vida de Jesús y de la Santísima Virgen. Se dividen en los misterios de gloria, de gozo, de dolor y de luz. Ante tanta ayuda como necesitamos para sacar adelante a la familia y para acercarla más a Dios, en las batallas de nuestra vida cristiana, no podemos olvidar que “como en otros tiempos, ha de ser hoy el Rosario arma poderosa, para vencer en nuestra lucha interior, y para ayudar a todas las almas” como decía san Josemaría Escrivá de Balaguer. Precisamente el Papa Francisco nos acaba de recomendar, en su carta del pasado 25 de abril, que durante el mes de mayo se rece el Santo Rosario en familia.

D. Rafael Mosteyrín

Noticias relacionadas

Salidas académicas de ESO y Bachillerato

Recientemente tantos los alumnos de ESO como los de...

1º de ESO asiste al Concierto Didáctico “Pedro y el Lobo”

Alumnos de 1º de ESO de Altair se desplazaron al Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla, en compañía de cuatro profesores, para asistir al espectáculo musical didáctico “Pedro y el Lobo”, que fue interpretado por la Real Escuela Sinfónica de Sevilla.

Númenor cumple 35 años

Númenor, una revista clave en el panorama poético español La...

Tutoría personal en Altair, clave para la educación personalizada

La atención personalizada está en el carácter propio de...

Jornadas de Puertas Abiertas 2023

Para todas las familias que lo deseen, Altair organiza este...
Jornadas de Puertas Abiertas 2023