Mi experiencia en un colegio concertado

Carta al director de ABC de Sevilla de un antiguo alumno de Altair

Soy el mediano de tres hermanos, nací hace 28 años en una familia desestructurada y sin ningún tipo de recurso económico, hijo de una madre alcohólica y criado en uno de los barrios más pobres de Sevilla. Era, como coloquialmente se dice «carne de cañón» y podría acabar haciendo las cosas como no debiera.

Desde los 6 años, con paciencia y dedicación, en el colegio Altair, no solo me enseñaron matemáticas o lengua, mucho más que eso, me ayudaron a entender mis circunstancias personales. Se centraron en mi persona, haciéndome entender que mi futuro no tenía que estar condicionado por mi situación y que podía decidir qué hacer con él. En mi colegio, la mayoría teníamos problemas similares. Con esta ley están atacando el futuro de niños y niñas con pocos recursos, quitándoles el derecho a tener una educación personalizada. ¡No es justo!

Jesús F. Rabadán González

Noticias relacionadas

Númenor cumple 35 años

Númenor, una revista clave en el panorama poético español La...

Tutoría personal en Altair, clave para la educación personalizada

La atención personalizada está en el carácter propio de...

Jornadas de Puertas Abiertas 2023

Para todas las familias que lo deseen, Altair organiza este...

Jubilaciones Altair 2022

Con el inicio de las vacaciones de Navidad, la...

Villancicos en Infantil

Hoy, miércoles 21 de diciembre, se ha celebrado en...
Jornadas de Puertas Abiertas 2023