Tutoría personal en Altair, clave para la educación personalizada

La educación personalizada, que imparte Altair desde sus comienzos, es un valor en alza en el ámbito educativo

La atención personalizada está en el carácter propio de Altair desde sus comienzos y supone la atención centrada en cada alumno y cada familia. Un medio clave para esta personalización es la preceptuación o tutoría personal con cada alumno y con cada familia.

La denominada educación personalizada es un tipo de educación que da más importancia a la atención personal que a la grupal, pretende revalorizar a la persona, sabiendo que cada alumno es único con sus circunstancias y peculiaridades y por tanto con fortalezas que potenciar y debilidades que mejorar.

Lo que se pretende con la tutoría personal es que se puedan tratar con el alumno temas como el aprovechamiento del tiempo y la adquisición de hábito de estudio; la educación del carácter, la capacidad de superación ante las dificultades, conseguir actitudes positivas como el orden, la puntualidad, la laboriosidad, el respeto a los demás, etc. Además, se fomentan la solidaridad y la ayuda a los demás, el saberse libres y responsables, el cultivo de buenas aficiones, el saber debatir, el espíritu crítico, el buen uso de las nuevas tecnologías (móvil y redes sociales), etc. En definitiva, que los alumnos lleguen a ser felices desarrollándose al máximo.

Mariano Hernández-Barahona, que fuera psicólogo de Altair hace unos años, explica que “el alumno que sale de Altair tiene una formación académica buena, además de obtener unos recursos en formación ética y humana para desenvolverse en la sociedad actual; suele ser dinámico, participativo y con un saludable sentido crítico; no es conformista ni fácilmente manejable: la experiencia me dice que los alumnos valoran más ese tipo de formación que la estrictamente académica».

El tutor -que suele ser un profesor del colegio, o bien un antiguo alumno o un antiguo profesor que colabora en esta tarea con el centro- es una persona con formación, experiencia, y ganas de ayudar a los demás. Tiene como misión animar y orientar a los alumnos, ayudarles a plantear correctamente las relaciones con su familia, con sus amigos y con el medio en que se desenvuelven, encauzar su labor personal de formación del carácter y la personalidad y, en su momento, procurarles la adecuada orientación profesional. Todo ello apoyado en principios cristianos que puedan dar a su vida el estilo y el espíritu que es propio de Altair; y contando con la colaboración de los padres, a quienes el tutor procurará también, a través del contacto personal, orientarles en su labor como padres y aportarles, en la medida en que sea posible, el mismo espíritu que proporciona a sus hijos.

De forma paralela, la tutoría con las familias es una forma de colaboración familia-colegio para ayudar a los padres en la educación de sus hijos. Estas tutorías son entrevistas periódicas entre tutor y familia sobre la evolución su hijo y siempre con el objetivo de que el alumno reciba la mejor formación posible.

En definitiva, en Altair, a través de un trato personalizado y con una estrecha colaboración entre el colegio y los padres, ayudamos a que los alumnos lleguen a desarrollar sus propias capacidades para contribuir a una profunda mejora de la sociedad y para ser felices, mediante la excelencia académica y profesional, la integridad personal y el espíritu de servicio.

Noticias relacionadas

Convivencia de los alumnos de 4º de ESO

Del 7 al 10 de mayo, un grupo de...

Graduación de los alumnos de Formación Profesional

Graduación de los alumnos de Formación Profesional de Altair...

Cien alumnos de Altair reciben la Confirmación en la Catedral de Sevilla

Cien alumnos de Altair reciben la Confirmación en la...

C. D. Altair y C. D. Samcam Dos Hermanas firman un acuerdo de colaboración

C. D. Altair y C. D. Samcam Dos Hermanas...

Primaria celebra el Día de la Madre

El pasado domingo 5 de mayo fue el Día...