Free Porn





manotobet

takbet
betcart




betboro

megapari
mahbet
betforward


1xbet
teen sex
porn
djav
best porn 2025
porn 2026
brunette banged

Un antiguo alumno de Altair, investigador científico del IRNAS

Nicasio JIménez Morillo: “El espíritu de Altair es como la química de la vida, te deja una impronta para siempre”

Entrevista a Nicasio Tomás Jiménez Morillo, antiguo alumno de Altair e investigador científico del IRNAS

Este antiguo alumno de Altair ha obtenido un contrato Ramón y Cajal del Ministerio de Ciencia e Innovación para desarrollar un proyecto en el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS)

Nacido en El Viso del Alcor en 1987, Nicasio Tomás Jiménez Morillo pasó por todas las etapas educativas en Altair (Primaria, Secundaria, Bachillerato) y, tras la selectividad, comenzó en 2005 la licenciatura en Química en la Universidad de Sevilla. Acabó en 2011 y al finalizar ejecutó trabajos parciales en el departamento de cristalografía, mineralogía y química agrícola, donde inició una investigación en incendios forestales.

Tras esta etapa, Nicasio realizó un curso de Doctorado de Recursos Naturales y Medio Ambiente en el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología bajo la supervisión del investigador D. Antonio González Pérez. Una vez finalizado ese máster, consiguió una beca para preparar su tesis doctoral que duró tres años y medio. En esa fase hizo varias estancias de cuatro meses cada una: la primera en la Universidad de Virginia (EE.UU.), la segunda en la Universidad de Laussane (Suiza) y la última en el Museo Natural de Ciencias Naturales de Madrid.

Defendió la tesis en 2017 (con Mención Europea) sobre biomarcadores de la repelencia al agua en suelos afectados por incendios forestales, del Parque Nacional de Doñana. Al comienzo de 2018 consiguió un contrato en la Universidad de Évora (Portugal) y poco después su primer proyecto como investigador principal, el Eurofire. El periodo de ejecución de este proyecto finaliza en 2024. A su vez, del Ministerio de Ciencia e Innovación ha obtenido un contrato Ramón y Cajal para desarrollar un proyecto por cinco años en el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS). Como él mismo asegura, “hablamos del contrato más competitivo y seguro que existe, que puede dar el puesto de investigador científico titular”.

Su curriculum impresiona, ¿qué le ha aportado Altair para lograr esta fructífera y aún incipiente carrera profesional?

Principalmente los valores básicos que inculca el propio colegio:

– Trabajar en equipo, codo con codo con tus compañeros, algo complicado en esta sociedad tan individualista.

– Saber respetar a los contrincantes, aunque seamos en realidad compañeros. Que la competencia sea sana, no hay que fastidiar al prójimo. Muchos, por lograr un objetivo o un mejor trabajo, pierden la perspectiva.

– Dar el 1.000% de mis posibilidades, aunque no se consiga lo deseado finalmente. Dar lo mejor de cada uno. Esto lo he vivido también en mi casa, con mi padre que fue profesor en Altair y con mi madre que tiene también claro ese concepto: esforzarse siempre y ser buenas personas.

– Tener siempre presente a Dios en el trabajo y en cada aspecto de la vida. Aunque parezca difícil unir a Dios y Ciencia, como cristiano siempre lo busco.

¿Qué recuerdos tiene de su paso por Altair?

Recuerdos muy bonitos, mi vida siempre ha estado ligada a Altair. Tengo la suerte de tener un padre que fue profesor en el centro, D. Nicasio. Para mí y mis cuatro hermanos, la enseñanza de Altair nos ha llevado a lograr nuestros objetivos, cada uno en su campo profesional.

Me vienen a la memoria momentos inolvidables como cuando iba a las excursiones con mi padre, cuando aún no estaba ni siquiera en Primaria. O esas clases con él, donde no sabía decirle si profesor, D. Nicasio o papá. Ya como adolescente, recuerdo a muchos compañeros y anécdotas de todos los colores.

Muchos profesores los tengo como amigos y familiares. Venían a mi casa con sus hijos o solos para visitarnos o desearnos feliz Navidad.

En definitiva, Altair forma parte de mi vida.

¿Qué concepto clave define Altair?

Como es lógico, para mí la química es una ciencia fundamental. El espíritu de Altair es como esa química de la vida. Te deja una impronta como persona y como profesional.

Nicasio Tomás Jiménez Morillo, antiguo alumno de Altair e investigador científico del IRNAS
Nicasio Tomás Jiménez Morillo, antiguo alumno de Altair e investigador científico del IRNAS

Como antiguo alumno de Altair, ¿qué le contaría a un amigo o familiar para recomendarle este colegio como elección educativa?

Le diría que conseguirá una educación curricular fundamental, que le permitirá llegar lejos donde se lo proponga. Pero, sobre todo, le ofrecerá unos valores humanos que le servirán para toda la vida. En Altair me enseñaron a confrontar las ideas y respetar otras opiniones.

Les diría también que el grupo humano (profesores y por supuesto personas de administración y servicios) que conforma Altair es inigualable, con un nivel de compromiso y cariño que no van a encontrar fácilmente en otro centro educativo.

De hecho, como anécdota, yo recuerdo que le recriminábamos cariñosamente a mi padre que nosotros éramos sus hijos y nos debía dedicar más tiempo. Sin embargo, él decía que tenía otros 60 o 70 en Altair que también debía cuidar. Esa es la gran diferencia y lo que hace de este colegio algo totalmente diferente.

Yo que estoy en un instituto de estudios naturales, puedo entender que los profesores de Altair ven a los alumnos como una planta que debe crecer bien y a la que hay que cuidar con cariño y dedicación. Se intenta ver la solución a cada uno de los problemas de forma individualizada.

Ya que ha comentado la anécdota de su padre, ¿cuáles son las mejores anécdotas que recuerda como estudiante?

Me acuerdo mucho, algo que pasaba tanto conmigo como con mi hermano Rafael, de los Reyes Magos del colegio. Algún profesor se caracterizaba de rey y nos daba mucho miedo verlos. Salíamos corriendo y no parábamos. Los campamentos del Pinsapar y Torreciudad tienen miles de anécdotas. Hacíamos grupos por barrios o pueblos, y nosotros como éramos de El Viso la liábamos bien. Éramos cuatro (Juan Pedro, Quique, mi hermano Rafael y yo) y parecíamos 400.

¿Qué profesores le han marcado más en Altair?

Es difícil, y más siendo hijo de profesor. Me llevo cosas de todos, lo mejor de cada uno. En Primaria, todos eran parte de mi familia: D. José Miguel, D. Carlos, D. José Antonio Guillén, D. Manuel Padial, D. Manuel Sosa, D. Enrique León, D. Paulino, D. Jerónimo, D. Luis Márquez, D. Mariano… Son amigos de mis padres, perdón si se me olvida alguno.

En Secundaria recuerdo sobre todo a los profesores de Ciencias: D. Ángel Márquez, D. José Manuel Fernández, D. Francisco Medina. Y hay dos que sí me han marcado mucho, aparte de mi padre: D. Francisco Guerra, quien me enseñó de verdad lo que es la química, de hecho yo suspendía química y él me llevó por el buen camino; y D. Juan Rayo, que supuso la perfecta unión de Primaria y Secundaria, además de un trato personal inigualable. Y pido disculpas por olvidar a todos los grandes profesores que han pasado por mi vida y no he nombrado.

Por último y desde su punta de vista como antiguo alumno de Altair, ¿cuáles son para usted los principios fundamentales que se transmiten en el colegio?

El esfuerzo de verdad, no desanimarte si algo va mal. La persistencia por encima de todo. Cualquier esfuerzo lleva a su fin. Y, sobre todo, la alegría, yo intento estar siempre alegre, sobre todo a nivel profesional. La alegría que lucha contra las frustraciones, y que hace que las penas no duren ni un día. El compromiso, la honradez, con mi trabajo no debo pisar ni hundir a nadie. Esta alegría me la inculcó Altair.

Altair me enseñó a respetar a las personas. Trabajo igual de bien con cualquiera, sin distinción por sexo, raza, religión o personalidad. Hay que tratar a todo el mundo como persona, no como un número.

Noticias relacionadas

El Mago de Oz protagonista en la fiesta de Infantil

El Mago de Oz protagonista en la fiesta de...

Instrucciones para el comienzo de curso 2024/2025

Finaliza el curso 2023/2024 y os deseamos a todos...

Final del II Torneo de Debate 1º de ESO

Final del II Torneo de Debate 1º de ESO Hoy...

Despedida de José Antonio Tejada

Hoy ha sido el último día de trabajo de...

Libros infantiles y juveniles para el verano

Ofrecemos una serie de libros infantiles y juveniles para el verano. La lectura es un hábito importante que hay que adquirir y los padres y profesores deben animar a sus hijos y alumnos a leer.