Entrevista a José Albero Francés, profesor de Música en Altair entre 1974 y 1980

“La Música es un arte espiritual, una forma de darse a los demás”

“La Música es un arte espiritual, una forma de darse a los demás”

El director y compositor José Albero Francés (Campo de Mirra, Alicante, 1933), es un personaje sobradamente conocido entre los aficionados a la Semana Santa de Sevilla. Autor de marchas procesionales como “Esperanza de Triana Coronada” o “Virgen de Gracia y Esperanza”, sus composiciones son ya parte fundamental del universo musical cofrade. En 1973 ocupa plaza de Director titular de la Banda Municipal de Sevilla (donde se le recuerda como “toda una institución académica”) y fue en esta época donde compaginó esta labor con las clases de Música en Altair, entre los años 1974 a 1980.

Premio Ateneo de Sevilla de 1980 por el Himno a Sor Ángela de la Cruz, el maestro Albero también dirigió la Orquesta de Cámara de la Fundación Cofrade de Sevilla.

Ha compuesto alrededor de 40 marchas procesionales para cofradías de Sevilla, lo que hace hoy por hoy de José Albero Francés una figura indiscutible en la historia de las marchas procesionales de Sevilla.

Maestro Albero, ¿cómo era Altair en aquellos años 70?

En el año 1973 me incorporé como profesor de música en Altair, fue un año muy interesante porque la dirección del colegio me permitió incorporar la música como asignatura, yo mismo redacté el método didáctico cuyo título era “La Música en Educación Básica y la Música en BUP”, desarrollando el lenguaje musical y la historia de la música.

¿Cómo se enseñaba Música? ¿Le gustaba esta asignatura a los alumnos?

Se empezó prácticamente de cero, ya que era totalmente una novedad, pero se logró enseñar el lenguaje musical tal como es: al estilo del conservatorio, aunque se disponía de un horario bastante limitado.

¿Qué valora más de su paso por Altair?

Para mí fue un gran impacto, ya que era un colegio muy ordenado que me ha dejado un grato recuerdo y creo que se valoró la importancia de la enseñanza musical como cultura y disciplina.

Cuéntenos algún recuerdo o anécdota de sus años en Altair.

Una cosa que valoro ahora es el encuentro de algunos compañeros de aquellos años y sobre todo de alumnos que ahora ya son mayores, y que me dicen que fueron alumnos míos en Altair. Es una gran alegría.

De las marchas procesionales que ha compuesto, ¿a cuál guarda más cariño o está más satisfecho?

Es muy difícil indicar la marcha que más me gusta de mi producción, tengo muchas y muy gratos recuerdos de ellas.

Una de sus marchas más famosa es “Esperanza de Triana Coronada”. ¿Cuál fue la fuente de inspiración de esta composición?

La fuente de inspiración de mi marcha “Esperanza de Triana Coronada” fue el seguimiento en la madrugá y ver el comportamiento de la gente.

Ha realizado muchísimas composiciones para las Hermandades de Sevilla, pero, ¿cuál cree que tiene más aceptación en la Sevilla cofrade?

Hay varias marchas que tienen aceptación en la Sevilla cofrade, digamos “Cristo de la Buena Muerte”, “Jesús del Gran Poder”, “Hiniesta Coronada”, “Cristo Yacente”, aunque más de la mitad de mi producción no se conoce.

Finalmente, ¿qué consejos daría a los alumnos de Altair que quieran dedicarse profesionalmente a la Música?

Aquél que quiera dedicarse desde un punto de vista profesional debe pensar que la Música es un arte esencialmente espiritual y maravilloso, y es una forma de darse a los demás y realizarse perfectamente.

(Entrevista realizada en mayo de 2008)

Noticias relacionadas

Númenor cumple 35 años

Númenor, una revista clave en el panorama poético español La...

Tutoría personal en Altair, clave para la educación personalizada

La atención personalizada está en el carácter propio de...

Jornadas de Puertas Abiertas 2023

Para todas las familias que lo deseen, Altair organiza este...

Jubilaciones Altair 2022

Con el inicio de las vacaciones de Navidad, la...

Villancicos en Infantil

Hoy, miércoles 21 de diciembre, se ha celebrado en...
Jornadas de Puertas Abiertas 2023