Entrevista a Joaquín Aráuz, Secretario Gral. Federación de Enseñanza USO Andalucía y antiguo profesor de Altair

"Altair es pionero y referencia en muchas tendencias e iniciativas pedagógicas"

Aunque nació en Huelva hace 60 años, Joaquín Aráuz se considera un sevillano más. Vecino del barrio, es Ingeniero Técnico Quí­mi­co, lo que le valió para impartir clases en Altair de dicha espe­cia­lidad en la antigua Formación Profesional. Como militante de USO, y tras 14 años como docente, en 1987 se liberó sindicalmente, y desde en­tonces trabaja en esta organización sindical. Siempre volcado por los de­más, y “aunque algunos de mis alumnos no entendieron que diera ese salto de Altair a la USO”, lucha desde su sindicato por ayudar a los tra­bajadores, entre los que se encuentra el personal de Altair. Casado, pa­dre de tres hijos (uno de ellos antiguo alumno) y abuelo de una nieta, confiesa que “me encantaría acabar mis días profesionales aquí. No pue­do esconder que mi relación con Altair es muy intensa y sentida”.

¿Cómo conoció y por qué empezó a tra­bajar en Altair?

Durante mi etapa estudiantil, conocí en Huel­va a un gran amigo, José Manuel Nú­ñez. Él vino a Sevilla a sacar adelante el proyecto de Altair, a finales de los 60, y po­co tiempo después me propuso participar como profesor. En aquellos años, Al­tair con­taba sobre todo con formación pro­fesional y de adultos. Fue una época in­ten­sí­sima, en la que a la enorme dificultad que atravesábamos, como en todos los co­mienzos, le poníamos una entrega y pa­sión al límite.

¿Qué experiencia ha reunido como profesor de Altair?

La del Altair de la primera época me ha ser­vido mucho en mi vida profesional, en la que me considero muy trabajador, tolerante, tenaz, amigo de mis amigos. Apren­dí el valor del trabajo cotidiano bien he­cho y su sentido trascendente. Des­pués, en la Formación Pro­fesional Re­gla­da, una etapa educativa de 5 años, pudimos formar a toda una generación, tanto huma­na como profesionalmente. Tam­bién impartí clases de laboratorio en la an­tigua EGB, inicié el huer­to escolar, mon­té con otros compa­ñe­ros el laboratorio de Altair, con la cuarta parte de gasto de lo que costaba…

¿Qué le motivó a colaborar con la EDA?

En mi época en Altair, hasta un quí­mico de FP colaboraba con la EDA. Por cierto, es­te modelo de Escuela De­por­tiva ha si­do copiado, afortunadamente, en muchos si­tios. Y es que Altair es pio­nero en cantidad de cosas. La orientación al alumno, por ejemplo, empezó en este Co­legio, y aho­ra es un método muy extendido. Tam­bién las prácticas de empresa o la colaboración directa con las empresas y la for­­mación del alumnado en las mismas, la que ahora se denomina for­mación dual, se iniciaron aquí.

¿Qué representa Altair en el barrio?

Como vecino de la zona, ya que no me he desclasado, puedo decir por los comentarios que me llegan que Altair es un Co­legio de mucho prestigio en el distrito, con una demanda muy asentada. En un ba­rrio tradicional de izquierdas triunfa un centro de educación diferenciada y religioso, ¡casi nada! Algunos deberían estudiar por qué la demanda es tan alta, cuando se cuenta con muchas ofertas diferentes alrededor, tanto de centros públicos, como concertados.

Ya que hablamos de educación diferenciada, ¿cuál cree que es la clave pa­ra que haya alcanzado el éxito que tiene en Altair?

Vaya por delante que cada modelo pedagógico puede ser útil o no dependiendo de una serie de circunstancias. Lo fundamental es que cada familia sea libre para ele­gir el modelo que crea más conveniente para educar a sus hijos y que efectivamente pueda ejercer su libertad, que para eso paga sus impuestos. Ni personal ni sin­dicalmente creo que haya un modelo-pa­nacea y no creo que haya que dogmatizar en este asunto, como otros sí hacen. El mejor modelo será aquel donde se desarrolle mejor el alumno, a juicio de sus pa­dres. La educación diferenciada, en mu­chas fases de la etapa académica, resulta muy eficaz, como ponen de manifiesto los últimos informes PISA de la OCDE.

Para finalizar, Joaquín, ¿cómo ve la si­tuación actual en cuanto a la renovación de los conciertos?

Con preocupación y tristeza, pero con es­peranza fundamentada. Preocupación, por­que se ha puesto en marcha la maquinaria de un partido político que, por pura ideología, está actuando de manera sectaria y dogmática, tratando de imponer un modelo educativo único. Con tristeza, por­que no entiendo cómo el Gobierno andaluz, que se di­ce progresista, pueda poner en peligro unos puestos de trabajo es­tables en plena crisis.

Noticias relacionadas

Salidas académicas de ESO y Bachillerato

Recientemente tantos los alumnos de ESO como los de...

1º de ESO asiste al Concierto Didáctico “Pedro y el Lobo”

Alumnos de 1º de ESO de Altair se desplazaron al Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla, en compañía de cuatro profesores, para asistir al espectáculo musical didáctico “Pedro y el Lobo”, que fue interpretado por la Real Escuela Sinfónica de Sevilla.

Númenor cumple 35 años

Númenor, una revista clave en el panorama poético español La...

Tutoría personal en Altair, clave para la educación personalizada

La atención personalizada está en el carácter propio de...

Jornadas de Puertas Abiertas 2023

Para todas las familias que lo deseen, Altair organiza este...
Jornadas de Puertas Abiertas 2023